San Blas

Las imágenes de esta entrada son de dos laterales de un retablo, que tenemos en la galería, dedicado a San Blas del Maestro de Riglos, pintura al temple sobre madera y de medidas 188 x 56 cm. (c/u). Realizados circa 1450 – 1460.

El 3 de febrero se ha celebrado la festividad de San Blas. Obispo de Sebaste en Capadocia y (según la Leyenda Dorada) después anacoreta. Mártir en la persecución de Diocleciano o en la de Licinio (siglo IV). Su imagen lleva las vestiduras y los atributos episcopales y muchas veces hace el gesto de poner una mano sobre su garganta para recordar que es abogado para la curación de las enfermedades de garganta. Este patrocinio viene de su curación del niño que se ahogaba con una espina de pez y que alguna vez acompaña a la figura del santo.

Su atributo de martirio es un instrumento que parece un rastrillo cuando los artistas exageran su tamaño, pero que en realidad es un peine de hierro de cardador con el que fue desgarrado.

 

 

 

 

 

También usa como atributo dos cirios cruzados; son los que ordenó llevar anualmente al templo a una viuda, tras conseguir que el lobo le devolviera el cochinillo robado.

 

 

 

 

 

Las escenas correspondientes a los milagros aludidos forman con otras el ciclo iconográfico de San Blas, a quien se ve rodeado de fieras y de animales domésticos a los que cura o acaricia.

 

 

 

 

 

Su consagración como obispo de Sebaste.

 

 

 

 

 

 

Recibiendo el obsequio de una cabeza de cerdo o un cesto de frutas.

 

 

 

 

 

 

En su martirio, desgarrado por los peines de hierro, el santo está desnudo, pero suele conservar la mitra sobre la cabeza para su debida identificación. Después del martirio le cortaron la cabeza con una espada.

 

 

Esta entrada ha sido publicada en Pintura, Pintura medieval y etiquetada , , , , , , . Añada a favoritos el Link.

Comments are closed.