Arte Urbano

El mundo del arte ha vivido los últimos días una curiosa controversia. Todo empezó a mediados de la semana pasada cuando la casa de subastas de Miami, Fine Art Auctions, incluyó en su subasta una obra del popular artista de graffiti Banksy. La obra, que incluso era portada de catálogo, estaba titulada Slave Labour (Bunting Boy), lo podríamostraducir por Trabajo esclavo (el chico de los banderines). Es un grafitti realizado el 2012 como crítica al Jubileo de diamante de la reina Isabel II. El graffiti había desaparecido de su emplazamiento original en un barrio del norte de Londres el fin de semana anterior.

El consejo de Distrito empezó una campaña reclamando que el graffiti debía devolverse al sitio donde se había realizado, ya que había sido ofrecido a la comunidad gratis y ahora se pretendía sacar un beneficio económico con su venta (la obra estaba estimada entre 500.000 y 700.000 dólares). Algunos vecinos llegaron a manifestarse pidiendo la devolución, y el Distrito se dirigió al Art Council y al Ministerio de Cultura Británico para que intervinieran.

La casa de subastas declaró que no había nada ilegal en la venta, ya que el propietario era legítimo, un conocido coleccionista, no era británico y no tenían intención de retirar la obra.

El pasado sábado, justo antes de la subasta, la obra fue retirada junto con otra obra de Banksy también arrancada de la calle.

Todo el asunto nos plantea muchas dudas y preguntas. ¿El graffiti es arte? Banksy es muy ocurrente, sus obras son ingeniosas y bien resueltas plásticamente, además es un genio de la publicidad. Sus obras tienen precios muy altos, es el gran beneficiado de toda la polémica. En este sentido lo podríamos considerar como un paradigma del arte emergente contemporáneo. En todo caso, los políticos y algunos vecinos han considerado esta obra como patrimonio nacional y han reclamado su devolución. ¿Quién decide cual de las pintadas es una obra de arte?, ¿la calle es el mejor sitio para la conservación de una obra?, ¿cuánto tiempo puede durar un graffiti en la calle?, ¿no es el graffiti por definición un arte efímero?

Por último también nos planteamos al problema de la propiedad, Banksy pintó en la propiedad de otro sin permiso, ¿puede el propietario de la pared hacer lo que quiera con lo que está pintado sobre su propiedad?

Tendremos que esperar para saber como termina la polémica.