Sorpresas en subastas

A veces informamos de sorpresas en las subastas, de precios inesperados, gangas, que en inglés denominan “sleeper” (éxito inesperado), es decir, obras que salen como anónimas y realmente se pueden atribuir a un gran maestro con el consiguiente cambio de valor de la obra. Se ha de tener mucha vista y un gran conocimiento para ver en una pintura lo que muchos no han podido entrever, normalmente enmascarado por la suciedad del paso del tiempo y por repintes que no dejan ver la obra original.

Es difícil ser el único que hace el descubrimiento pues hay muchas personas en todo el mundo estudiando las subastas. Descubrimos que ha habido una “sorpresa” cuando una obra sin valor es objeto de muchas pujas y al final multiplica su precio de salida. Estas obras salen al mercado tiempo después con el precio acorde a la nueva atribución. Un ejemplo de esto es la siguiente pintura: “San José” catalogada como Escuela Napolitana del siglo XVIII, en el estilo de José de Ribera, que salía por 1.000 euros y se remató por 112.000, en Hôtel des Ventes Giraudeau de Tours el pasado día 14.

 

Pero no siempre las apuestas salen bien, a veces los entendidos también se equivocan. Éste es el caso de la siguiente pintura: “La boda mística de Santa Catalina”

En el año 2015 fue subastada en Estados Unidos por 25.000 dólares. El comprador debía pensar que era un Rubens auténtico, pero se equivocó, ahora sale a subasta en Chiswick Auctions con una estimación de 2 – 3 mil libras. Antes se subastó en Sotheby’s (se vendió por 4.375 libras) y también se intentó subastar en Dorotheum el 2018 por 4 – 6 mil euros.

Post a Comment