La sorpresa de la subasta

Ya hemos hablado de alguna de las obras subastadas en la Old Master sales de New York. Pero la sorpresa sin lugar a dudas fue el óleo sobre madera atribuido a un seguidor de Rubens en Sotheby’s, con una estimación de 20.000-30.000.- dólares. Un retrato femenino que se identificaba como posiblemente Clara Serena Rubens, la hija del artista. El propietario de la pintura era el Metropolitan Museum de New York que se la vendía para recaudar fondos para futuras adquisiciones.

Después de una batalla entre muchos postores la pintura fue vendida por 626.500.- dólares.

¿Qué pasó? Realmente la pintura, aunque un poco abocetada, es de gran calidad y parece tener una categoría superior a la de un simple seguidor de Rubens. Es evidente que varias personas, entre ellos comerciantes, creían que se trataba de un auténtico Rubens.

No obstante quien la haya comprado ha sido muy valiente, porque esta obra que antiguamente estaba considerada como original de Rubens, desde 1959 había sido descatalogada por varios entendidos, empezando por Julius Held. Aunque con Rubens no hay un experto unánimemente reconocido, el Metropolitan la había rebajado a copia de un original perdido, es de esperar que con un amplio consenso entre los actuales expertos en el pintor.

El actual propietario o propietaria lo tendrá muy difícil para que sea reconocida como original de Rubens. Será interesante ver que pasa en un futuro con la pintura.