Mercado del arte

Parece que el mercado de la pintura del siglo XX no tiene techo. Las subastas de Londres de pintura Impresionista, Moderna y Contemporánea de este mes han recaudado la cifra record de £709,5 millones (€862,5 millones), un 39 por ciento más que el febrero del año pasado y un 29 por ciento más que la cantidad más alta alcanzada en estas subastas, a la que se llegó en Junio de 2008.

Sin embargo, mientras las ventas totales de las subastas de obras Impresionistas superaron a las de Nueva York, Londres aún va por detrás de Nueva York en arte contemporáneo debido al peso del arte Americano de posguerra, que normalmente se vende en Nueva York.

La pintura más cara fue “Portrait of George Dyer Talking” de Francis Bacon, que se vendió por £42,2 millones (€51,6 millones) en Christie’s. La pintura se había vendido hace 14 años por $6,6 millones (€4,8 millones) a un coleccionista de Brasil, y se sabe que fue adquirido 8 años después por el financiero mejicano David Martínez por $12 millones (€8,7 millones).

Sotheby’s vendió el “Retrato de Mao Zedong” de Andy Warhol, que había sido comprado 14 años antes por £421.500 (€512.500) por el coleccionista/comerciante de arte José Mugrabi. Aunque cambió de manos desde entonces, se vendió a un comprador europeo por £7,6 millones (€9,2 millones).

La pintura Americana de la posguerra más cara fue una de Cy Twombly. La obra “Untituled (Rome)”, fue pujada por el marchante Larry Gagosian, que tiene muchos intereses en la obra de Twombly. Gagosian se rindió cuando la pintura llego al doble de lo estimado £12,2 millones (€14,8 millones).

Christie’s subastó un buen número de obras de los Young British Artists (YBAs jóvenes artistas Británicos), que procedían de la colección del americano Frank Gallipoli. Algunas habían pertenecido a Charles Saatchi y habían sido expuestas en la exposición “Sensation” de 1997. A destacar el autorretrato “Plan” (1993) de Jenny Saville se vendió a un comprador asiático por la cifra récord de £2,1 millones (€2,55 millones). La obra “Vicious” de Gary Hume se vendió a un comprador particular europeo por £410.500 (unos €500.000), también récord del artista. Pero “Popcorn Tits” de Chris Ofili se vendió por debajo de su estimación, por £386.500 (€469.800) al marchante Londinense Hugh Gibson.

Las ventas de las obras de Damien Hirst como viene siendo habitual últimamente, fueron un poco decepcionantes. Tuvo mucho más éxito como vendedor de la escultura de Jeff Koons “Cracked Egg (Magenta)”. Hirst le compró la escultura a Gagosian en 2006, el mismo año que expuso en la galería de Gagosian en Londres, se estima que por la cifra de $3,5 millones (€2,5 millones). La escultura se vendió por la bonita cantidad de £14,1 millones (€17,1millones).