Escultura de Buda

Dinastía Qi del Norte, 549 – 577 d.C.

Piedra gris
Siglo VI
75 cm de altura x 30 cm de anchura
China

 

La Dinastía Qi del Norte gobernó las áreas del norte de China durante 28 años (549-577). A pesar de que su historia estuvo relacionada con violencia, incompetencia y corrupción, esta dinastía fue el estado Chino más fuerte de la época junto con las dinastías Zhou y Chen.

De esta dinastía, es posible subrayar esculturas de Buda y Bodhisattvas de gran elegancia y calidad, talladas en un amplio rango de piedras.

Su único arte escultórico tendía a piezas pequeñas en forma de columna. Se distinguían por su fuerte cosmopolitanismo debido a los intensos intercambios con Asia occidental, también visible en su metalurgia y sus esculturas de relieve. De forma frecuente, el cosmopolitanismo está ligado al Budismo.

En este particular caso, conforma una elegante escultura sin cabeza, en perfecta simetría tallada en piedra gris oscura. Representa a Buda en una posición derecha. El cuerpo está cubierto por una capa que desciende por los brazos y la parte inferior del cuerpo, creando varios flecos. Al mismo tiempo, permite visualizar la túnica interior que cubre el cuerpo. El atuendo está complementado por un cinturón atado bajo el torso, cuyos extremos cuelgan bajo la capa con un final puntiagudo.