ESCUELA DE TARRAGONA

San Juan Evangelista y escena de Calvario

Pintura al temple sobre madera de pino
147 x 60,5 cm.
Zona de Tarragona
San Juan, ca. 1430
Calvario, ca. 1440

 

Parte central de un retablo dedicado a San Juan El Evangelista, cuyas tablas laterales son desconocidas.

La parte inferior muestra la figura de San Juan sosteniendo el cáliz con su mano izquierda mientras en su mano derecha porta la palma del martirio. Lleva una camisa blanca bajo una bata azul y su abrigo carmesí. Según la iconografía tradicional, el Santo tiene el pelo rubio y rizado además de los ojos azules y de no tener barba.

La composición del suelo representa motivos heráldicos de gremios o hermandades.

El retablo termina en un arco conopial, decorado con hojas y condecoraciones en relieve dorado.

En esta pieza hay una distinción en el trato y la inspiración de la parte central comparado con el Calvario. La primera resulta del 1430 mientras que la siguiente sigue un modelo perteneciente al periodo de 1440 con la inclusión de un fondo flamenco.

La combinación de los dos modelos es difícil de encontrar en la pintura catalana a excepción de la escuela de Tarragona. Por lo tanto, no es extraña la cercanía con el estilo de Ramón de Mur en cuanto a la fisionomía, como una barbilla prominente o una boca pequeña. Además, hay una tendencia a establecer perspectivas marcadas y reforzadas.