FERNANDO GALLEGO

San Pablo

Pintura al óleo sobre madera
Finales del siglo XV
44 X 31 cm
Colección particular, Madrid

Fernando Gallego fue un pintor español representante del estilo hispano-flamenco en Castilla. Es uno de los artistas castellanos más importantes y reputados en el último tercio del siglo XV y en los primeros años del XVI. Su producción se caracteriza por un estilo duro, de una gran fuerza y realismo, propio de la vertiente castellana a la que se adscribe. Artífice de una de las primeras composiciones de carácter pagano del gótico español, fue de los pocos que ejecutaron obras murales de gran formato, así como retablos enormes dimensiones. Entre las pinturas que se le atribuyen hay que señalar los grandes retablos realizados con la participación del taller y de sus colaboradores. Entre ellos destacan los de la catedral de Ciudad Rodrigo (1480-1488) y la iglesia de Santa María de Trujillo (1490), en los que trabajó con Bartolomeus.

La tabla analizada representa a San Pablo. En un primer momento estaba desaparecido pero al encontrarlo descubrimos que forma parte del banco del retablo de Ciudad Rodrigo encontrado en el Tucson Museum of Art de Arizona. Recoge elementos claramente flamencos, como el simbolismo o el naturalismo de la escena, asociado a una tradición castellana que despoja a la pintura de cualquier concesión sentimental superflua.