MAESTRO DE LA RESURRECCIÓN

La Resurrección de Cristo

Pintura al óleo sobre tabla

119 x 87 cm.

Castilla, segunda mitad del S. XV

Colección particular, Madrid

Es una compleja creación narrativa en la que se unen dos imágenes de la Pasión, la Resurrección y las Marías camino del Sepulcro: estas ante la visión del ángel mostrándoles la inscripción “Resurexit-non est hie”. Los guardianes en primer término están representados con acentuado naturalismo que, dentro del rigor lineal de la forma, alcanza una cota muy elevada en el concepto visual del arte de su tiempo. En la figura de Cristo triunfante, que constituye el eje de la composición, el pintor atenua su tendencia al realismo acentuando el significado espiritual de la imagen. El vasto paisaje que domina el conjunto, con gradación precisa de los términos y una adecuada alternancia cromática, es uno de los más logrados y poéticos en esta etapa del arte Español.

La pintura española de la segunda mitad del siglo XV posee el influjo de los pintores del norte de Europa, que abrió nuevos horizontes al arte de las escuelas de Castilla. La introducción de la técnica al óleo que permitía un modelado más profundo, mayor refinamiento en los matices y la representación más precisa de cada elemento, transformó radicalmente las fórmulas pictóricas tradicionales.