MAESTRO DE RIGLOS

Escenas de la vida de San Blas (calles laterales de un retablo)

Pintura al temple sobre madera
188 x 52 c/u
Huesca, c. 1450 – 1460

 

Maestro de Riglos fue un pintor gótico español, activo entre 1435 y 1460. Su estilo estético es típico de la era del gótico aragonés combinado con señas del nuevo Realismo, cosa que demuestra su contacto con el arte flamenco.

Esta obra representa las calles laterales de un retablo dedicado a San Blas, donde se presentan seis escenas de su vida y martirio según la leyenda dorada.

De acuerdo a sus proporciones, pertenecían a un gran retablo de dos metros y medio de altura.

La primera escena recoge el reconocimiento de San Blas como obispo de Sebaste (Cappadocia), en el momento de su entronización.

La segunda escena comprende cuando San Blas bendijo a los animales, ilustrando el pasaje contado según la leyenda dorada.

La tercera escena presenta la captura del Santo. Cuando el magistrado descubrió a San Blas escondido en una cueva, mandó a varios caballeros (convertidos en soldados) a atraparlo y traerlo detenido.

La cuarta escena reproduce la prisión de San Blas. Salvó a una mujer y le devolvió su cerdito. Cuando ella se dio cuenta de que le habían encarcelado, agradecidamente, mató al animal y le trajo sus manos junto con pan, vino y una vela.

La quinta escena se centra en el suplicio en la cruz aspada con las cardas o peines de la lana.

La última escena, la sexta, representa la decapitación del Santo por un verdugo que envaina la espada ante la mirada del magistrado, otros  cuatro caballeros y de un soldado con lanza y casco.

En relación a la tabla central, esta se encuentra en la Colección Costa (Plaifield, Nueva Jersey, USA).

Varios trabajos cercanos al Maestro de Riglos son conocidos. Debe su nombre a la ciudad de la que proviene el retablo de San Martín. En la actualidad, se encuentra en el MNAC y en distintas colecciones privadas. De acuerdo con los últimos estudios de Albert Velasco, es posible revelar que el Maestro de Riglos fue Pere Garcia Benavarri mientras trabajaba en el taller de Blasco de Grañén.