MARTÍN GÓMEZ EL VIEJO

La Virgen con el Niño, Santa Isabel y San Juanito

Pintura al óleo sobre madera
94,5 x 74,5 cm
Cuenca, 1555 – 1560
Bibliografía: Ibáñez Martínez, PM: “Una tabla renacentista de Martín el Viejo y Gonzalo Gómez”, Galería Antiqvaria, n.º 159, 1988, pp. 104 y 105.
Ibáñez Martínez, PM, “Pinturas últimamente conocidas de los Gómez: un ciclo evolutivo completo”, Boletín del Museo e Instituto Camón Aznar, n.º 104, 2009, pp. 211-243, Fig. 6.

 

La sensibilidad y el cuidado en la ejecución de la obra nos hace suponer que se trata de una pieza de carácter devocional, hecha para un oratorio pequeño que permita su inmediata contemplación. El orden triangular de las figuras muestra la influencia italiana, la forma leonardesca, conocida por Martín Gómez gracias a Yáñez de la Almedina, pero con un importante refinamiento, principalmente en el rostro de la Virgen. Este hecho indica el conocimiento de las fórmulas de Rafael, resultado de extender su trabajo mediante la impresión. Precisamente, debido a la contribución de los modelos de Leonardo y Rafael, el taller de Gómez dispone de una cronología tardía, hacia la década de 1550, con obras como la Virgen de la Visitación del gran altar de Villarejo del Espartal y la Virgen con el niño del retablo de la capilla de San Martín en la Catedral de Cuenca.