Maestro del Misal de Reus

La Virgen con el Niño rodeada de ángeles tocando música

Pintura al óleo sobre tabla

212 x 124 cm.

Cataluña, S. XIV (1360 – 1380)

Colección particular, Irlanda

Esta espléndida tabla muestra a la Virgen María sentada en su trono celestial, coronada como Reina de los Ángeles y presentando a su Hijo acomodado en su falda. Él gira la cabeza hacia el pajarito que alza el vuelo hacia Él, mientras su Madre lo mantiene ceñido con un pequeño cordel que sostiene con una delicada pinza en su mano derecha. Su mano izquierda acaricia suavemente la espalda del Niño. Por su lado, Él hace un gesto de bendición con la mano derecha, mientras que con la izquierda sostiene un rollo con la leyenda en latín “Ego sum alpha et o[mega]”, correspondiente al Apocalipsis 1:8 (también 21:6 y 22:13). El trono está envuelto de un grupo de seis ángeles músicos con alas de plumas de pavo real.

Se trata de una iconografía muy extendida en las grandes tablas centrales de retablo del siglo XIV en la Corona de Aragón y el artista la trata con gran elegancia, equilibrio y refinamiento.

En cuanto al artista, Josep Guidol se refiere a esta tabla situándola hacia 1360 y considerándola como el prototipo de la gran serie de representaciones marianas, tema fundamental de la pintura catalana de la segunda mitad del siglo XIV. Es una obra atribuida al Maestro del Misal de Reus, un pintor que sigue de cerca las formas plenamente italianizantes del tres-cientos catalán, muy en la línea de las figuras dominantes del momento: Ramón Destorrents y el taller de los hermanos Serra en Barcelona.