PERE OLLER

Relieve de dos apóstoles procedentes de un retablo

Alabastro (Originalmente policromado y dorado)
Hacia 1420-1430
52 X 66 cm
MNAC (Museo Nacional de Arte de Cataluña)

Los relieves de estos dos apóstoles proceden de la predela de un retablo del que no se conocen otras figuras y escenas. Como es habitual en las predelas en las que se representa un apostolado, las imágenes de éstos están emparejados – enfrentados de dos en dos y deberían seguir, en principio, la ordenación que indica la Explicación del Símbolo (de los Apóstoles). Al carecer de atributos y haberse borrado las inscripciones de las filacterias resulta muy difícil saber de qué apóstoles se trata, no obstante, la presencia de un monstruo – demonio sobre el hombro del apóstol de la izquierda podría ser interpretado como uno de los “atributos” de San Bartolomé. Si así fuera y siguieran el orden correcto del articulado del Credo estaríamos ante los apóstoles Bartolomé y Mateo.

Las características de estos relieves, por los modelos y por la técnica de ejecución conducen a situarlos dentro de la producción del escultor Pere Oller, activo en Barcelona, Girona y Vic. Los paralelismos con el retablo mayor de la Catedral de Vic (1420-1430, aproximadamente) y con el sepulcro de Bernat Despujol, canónigo de Vic (Vic, Catedral), tanto en las tipologías como en la técnica descriptiva de las barbas, los cabellos y las fisonomías, y en los pliegues planos y ondulados de los hábitos precisan, junto con las arquitecturas que enmarcan ambas figuras su pertenencia a Pere Oller en el mismo momento de la realización del retablo de Vic, y son exponente de uno de los talleres de mayor calidad de la escultura catalana de su tiempo, en la que están vigentes las pautas internacionales de 1400.