Rusiñol y El Greco

“Cristo con la Cruz”, El Greco

 

La Fundación Francisco Godia de Barcelona junto al Consorci del Patrimoni de Sitges también harán su aportación al Año Greco. En los meses de diciembre y enero próximos, en la Fundación Godia se celebrará la exposición “El Greco. La mirada de Rusiñol”. Presenta a Rusiñol como embajador de El Greco y su influencia sobre el modernismo, a través de obras del propio Rusiñol. También examina las relaciones de Rusiñol con los autores de la generación del 98 con los que compartía la admiración por El Greco.

 

 

“Magdalena penitente”, El Greco, 1587-1596. Museo Cau Ferrat, Sitges.

Santiago Rusiñol fue un pionero en la visión del Greco como un artista que anticipaba los valores de la modernidad. Fue también uno de los primeros coleccionistas de su obra, que descubrió en París a través de Ignacio de Zuloaga. De hecho a finales del siglo XIX adquirió dos obras: “Las lágrimas de san Pedro” y “Magdalena penitente con la cruz”. Las obras fueron incluso llevadas en procesión por las calles de Sitges en la Tercera Festa Modernista de 1894. La pintura de El Greco se identificó con una nueva manera de entender el arte, su reivindicación resultó decisiva en la revalorización de un artista marginado de la tradición pictórica española.

 

“La Morfina”, Santiago Rusiñol, 1894. Museo Cau Ferrat, Sitges.

En la exposición se reunirán obras de El Cau Ferrat, del Museu de Montserrat, del Museu Nacional d’Art de Catalunya y de colecciones privadas. La exposición se expondrá después en las salas de CaixaForum de Palma y de Zaragoza.

Vinyet Panyella, directora del Consorci del Patrimoni de Sitges y Nadia Hernández, directora de la fundación Francisco Godia, son las comisarias de la muestra